Congelación de óvulos y preservación de la fertilidad

Hoy en día, las mujeres están esperando más tiempo que nunca para quedarse embarazadas. Pero hay que tener en cuenta que la edad es determinante en la fertilidad. Por lo general son más fértiles las mujeres entre 20 y 28 años de edad. A la edad de 35, la probabilidad de una mujer de concebir se reduce a la mitad. A los 45 años, la tasa de fecundidad natural se reduce a sólo el 1%.

Congelación de óvulos y preservación de la fertilidad

Hace más de una década, se observó un aumento considerable de los casos de infertilidad relacionada con la edad. Esto llevó a los científicos a comenzar la investigación sobre la congelación de óvulos como una forma de preservación de la fertilidad. Los mayores avances en congelación de óvulos se produjeron en 1997, cuando comenzaron los nacimientos de óvulos donados congelados. En el año 2000, después del perfeccionamiento de la técnica, se comenzó a ofrecer la congelación de óvulos como una forma de preservar la fertilidad en pacientes con cáncer que se iban a enfrertar a un tratamiento oncológico que pondría en peligro la fertilidad. En 2007, el equipo de científicos completó el más importante estudio de la congelación de óvulos hasta la fecha. Utilizando una nueva técnica de congelación rápida con donantes de óvulos entre las edades de 21 a 30, consiguieron tasas de embarazo en las receptoras de óvulos por encima del 70%.