Inseminación Artificial

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que puede ayudar a tratar ciertos tipos de infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Este procedimiento funciona insertando el esperma directamente en el cuello uterino de la mujer, las trompas de Falopio o el útero. Hacer esto, hace que el viaje de los espermatozoides sea más corto. De esta manera, evita cualquier obstrucción o problema durante el recorrido. Lo más interesante de este procedimiento es que hace posible un embarazo que de otra manera no hubiera sido posible. La inseminación intrauterina (IIU), es aquella en la cual se coloca el esperma en el útero, es la forma más común de la inseminación artificial.

Aunque las tasas de embarazo en mujeres sometidas a inseminación artificial no es tan alta como lo son otras técnicas más avanzadas, tiene una ventaja fundamental: es un procedimiento sencillo y con pocos efectos secundarios. Por estas razones, el médico puede recomendarla como una forma inicial de tratamiento para la infertilidad.

Inseminacion artificial

Qué tipo de infertilidad puede tratar la inseminación artificial

La inseminación artificial se puede utilizar para muchos tipos de problemas de fertilidad. Es un tratamiento muy popular para la infertilidad en el caso de los hombres que tienen el número de espermatozoides muy bajos o espermatozoides que no son lo suficientemente fuertes como para nadar a través del cuello del útero hacia las trompas de falopio. La inseminación artificial es también a veces una opción para las mujeres que tienen endometriosis o anomalías de cualquiera de sus órganos reproductivos.

Qué esperar durante la inseminación artificial

Tu médico usará kits de ovulación, ultrasonidos o análisis de sangre para asegurarse de que estás ovulando en la fecha en la que vas a someterte a la inseminación artificial.

Cuando estés ovulando, se pedirá a tu pareja (o al donante) una muestra de semen. Lo más probable es que el médico le sugiera que su pareja se abstenga de tener relaciones sexuales durante los dos a cinco días anteriores al proceso para asegurar un conteo de esperma más alto. Si vives cerca de la clínica, tu pareja podrá realizar la muestra de semen en casa pero si no es asi, la clínica se encargará de proporcionar un lugar adecuado y privado para este proceso. El esperma debe ser lavados en un laboratorio antes de que pase una hora después de la eyaculación.

El proceso de limpieza de los espermatozoides aumenta las probabilidades de fertilización y elimina los productos químicos que puedan haber en el semen y que puede causar molestias a la mujer. Se trata de una licuefacción de los espermatozoides a temperatura ambiente durante 30 minutos. A continuación, se añade un producto químico inofensivo que ayuda a separar los espermatozoides más activos. A continuación se utiliza una fuerza centrífuga para recoger los mejores espermatozoides.

Los espermatozoides se colocan en un tubo delgado llamado catéter y se introducen a través de la vagina y el cuello del útero. La inseminación artificial es un procedimiento corto y relativamente sin dolor que muchas mujeres describen como similar a una prueba de Papanicolaou. Inmediatamente después del procedimiento, tu médico hará que te acuestes durante unos 15 a 45 minutos para dar a los espermatozoides la oportunidad de llegar al final del recorrido sin problemas. Después de este tiempo, podrás reanudar sus actividades habituales.

Es posible que en algunos casos el médico dé medicamentos para la fertilidad que ayuden a la ovulación superovulación antes de someterse a la inseminación artificial. Así se aumenta la probabilidad de éxito.

Las tasas de éxito para la inseminación artificial varían. Los factores que disminuyen la probabilidad de éxito incluyen:

  • La edad avanzada de la mujer
  • Mala calidad de los óvulos
  • Mala calidad del esperma
  • La endometriosis severa
  • Graves daños a las trompas de Falopio (por lo general debido a una infección crónica)
  • La obstrucción de las trompas de Falopio.

La inseminación artificial no funciona en todas las personas. Algunas parejas pueden intentar realizar este procedimiento varias veces antes de conseguir un embarazo, mientras que otras muchas parejas no pueden llegar a quedarse embarazadas por esta técnica. Se recomienda intentar la inseminación artificial por lo menos de tres a seis veces con la utilización de hormonas inyectables antes de pasar a otro método (por lo general más costosos e invasivos). Si no tienes éxito, no te desesperes, existen otros enfoques que podrás intentar, como la fertilización in vitro, ya sea con sus propios óvulos o con óvulos de donante.

Además, asegúrate de comparar los costes antes de elegir una clínica de inseminación artificial. Los precios varían enormemente de una clínica a otra, dependiendo de donde vivas. Asegúrate de que la estimación de precio incluye los costes de las hormonas y otros medicamentos que puedas necesitar, así como la tarifa para el lavado de los espermatozoides. Si estás utilizando esperma de un donante, recuerda que habrá un cargo extra por cada dosis de esperma necesario. Pregunta a la clínica de antemano sobre estos precios.

Inseminacion artificial

Beneficios de la inseminación artificial

La inseminación artificial es un procedimiento de fertilidad revolucionario con numerosos beneficios. Esta técnica crea un camino para el embarazo que ayuda a parejas que se enfrentan con la infertilidad masculina o femenina. Además, la IA con donante permite que los espermatozoides sean probados y examinados antes de la inseminación, lo que reduce la posibilidad de transmitir un trastorno genético al niño. Otro de los beneficios de la inseminación artificial es que permite a parejas del mismo sexo concebir un hijo. Un especialista en fertilidad de tu zona podrá proporcionarte información adicional sobre los beneficios de la inseminación artificial.

Precio de la inseminación artificial

Los procedimientos de inseminación artificial tienden a ser costosos debido en parte a la experiencia necesaria para llevarlos a cabo. Además, la mayoría de las clínicas que ofrecen la IA son auto-financiadas y operan sobre una base comercial. Generalmente, el coste de la inseminación artificial incluye:

  • El costo de la investigación y el diagnóstico
  • El coste de la terapia con medicamentos
  • El coste del procedimiento de IA (el procedimiento de inseminación intracervical normalmente es menos caro que el procedimiento de la inseminación artificial intrauterina)
  • El coste de la estancia hospitalaria

Pueden aplicarse otros cargos así que asegúrate de hablar con tsu especialista en fertilidad sobre el coste total de la inseminación artificial. También pregunta a tu médico acerca de las opciones de financiación del tratamiento, si es que los tienen disponibles. La financiación puede hacer que el coste del tratamiento se convierta en asequible.

Tasas de éxito

Las tasas de éxito dependen del paciente y el problema de fertilidad que tengas tú o tu pareja. La mayoría de las parejas que recurren a la inseminación intrauterina tienen una probabilidad del 5% al 20% de quedar embarazadas. Sus posibilidades estarán más cerca del 20% si se toman los medicamentos para la fertilidad de los que hemos hablado.

Riesgos de la Inseminación Artificial

Hay algunos riesgos asociados con la inseminación artificial, los detalles de éstos efectos secundarios son los siguientes:

Partos múltiples debido a la medicación para aumentar la fertilidad: cuando la IIU (inseminación intrauterina) se realiza en combinación con la medicación para la fertilidad, existe una mayor probabilidad de que la mujer dé a luz a mellizos o trillizos. Tener partos múltiples aumenta las posibilidades de complicaciones como el parto prematuro o el aborto involuntario. En la actualidad, medicación para la fertilidad se utiliza mucho menos, por lo general solo se usa en los casos en los que la mujer tiene infertilidad asociada a la endometriosis.

Síndrome de hiperestimulación ovárica: una vez más que es una complicación causada por el uso de medicación para la fertilidad mientras se somete a inseminación intrauterina (IIU). Al sufrir síndrome de hiperestimulación ovárica, los ovarios de la mujer se hinchan después de tomar medicamentos para la fertilidad. Se trata de un fenómeno poco frecuente y los síntomas generalmente son de leves a moderados, pero en ocasiones pueden ser muy graves. En los casos más leves la mujer sufre hinchazón, dolor abdominal leve, y en ocasiones náuseas y vómitos. En los casos más graves puede sufrir deshidratación, dolor en el pecho y dificultad para respirar. El síndrome de hiperestimulación ovárica por lo general puede ser tratado intentando mantenerse hidratado y con paracetamol, ya que esto aliviará el dolor. Para los casos más severos será necesario acudir al hospital.