Inyección Intracitoplasmática

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides en óvulos también es conocida como ICSI. Se trata de una técnica de reproducción asistida que se realiza comúnmente ante problemas de esterilidad masculina.

Está especialmente indicada para los casos en los que el hombre tiene poca movilidad en sus espermatozoides ya que esta técnica no requiere que exista movilidad en los mismos.

Para llevar a cabo la ICSI se elije al mejor de los espermatozides y se inyecta directamente en el óvulo con una aguja para microinyecciones. Como son los médicos los que insertan el espermatozoide en el óvulo, no es necesario que éste tenga mobilidad, pues no tendrá que hacer todo el recorrido por las trompas de falopio. La aguja con la que se inyecta asegura que se deposite el espermatozoide en el citoplasma del óvulo.

Inyección Intracitoplasmática

Qué es la ICSI

Es una técnica de reproducción asistida que se parece mucho a la FIV (fecundación in vitro). La diferencia existente entre ambas es que la ICSI es más elaborada que la FIV porque en ella se debe introducir el espermatozoide con aguja. Es por ello que también tiene un coste mayor. Además de los casos de espermatozoides con poca movilidad, también se utiliza en los casos en los que el recuento de espermatozoides es escaso.

ICSI para la Infertilidad Masculia

Existen varios situaciones en las que está indicado el ICSI, especialmente en los casos de esteridad masculina:

  • Azoospermia: es la ausencia de espermatozoides en el semen.
  • Oligozoospermia: es la mala calidad o escasez de semen.
  • Criptozoospermia: es cuando el número de espermatozoides por miliímetro de esperma es inferior a 100.000.
  • Astenozoospermia: es cuando menos de 25% de los espermatozoides tiene mobilidad o se mueven de manera rectilínea.

ICSI para la Infertidad Femenina

También existen varios casos en los que ICSI es recomendable para la infertilidad femenina. Se recomienda ICSI cuando el número de óvulos es bajo después de haber realizado la punción ovárica. También es adecuado para los casos en los que la calidad ovárica es escasa.

Causas para realizar la ICSI

Por lo general el ICSI se realiza en parejas que ya han intentado la fecundación in vitro u otras técnicas de fertilizaciín pero no han conseguido un resultado satisfactorio.

El Proceso ICSI

Por lo general, cuando se realizar una inyección intracitoplasmática, los pasos a seguir son más o menos los mismos que los de la FIV. La única diferencia es que en el caso de de la ICSI, los espermatozoides se introducen de manera artificial, es decir, a través de una aguja. Los pasos a seguro son los siguientes:

  • Estimulación controlada del ovario con fármacos.
  • Punción ovárica (extracción del óvulo).
  • Recogida y preparación del semen.
  • Inseminación de los ovocitos
  • Cultivo de embriones
  • Transferencia de embriones (se coge el mejor para transferirlo)
  • Congelación de embriones (para la utilización futura)
Inyección Intracitoplasmática

Resultados de la ICSI

Las probabilidades de éxito dependen de muchos factores pero sobre todo, de la edad de la mujer. Los porcentajes de éxito son:

  • Un 40% en mujeres menores de 35 años.
  • Entre un 27-36% en mujeres de 35 a 37 años.
  • Entre un 20-26% en mujeres de 38 a 40 años.
  • Entre un 10-13% en mujeres mayores de 40 años.

Riesgos de la ICSI

Existen algunos riesgos para este tratamiento. Se calcula que entre el 20 y el 22% termina en aborto natural, que por lo general, suele ocurrir en las primeras semanas. También es posible que en algunos casos se de lo que se llama embarazo ectópico (entre el 2 y el 5% de las veces). Los embarazos múltiples también están entre las posibilidades.

Precios de la ICSI

Los precios de esta intervención varían en función de cada persona (cada caso es distinto), la ciudad en la que se realice, la complejidad del caso y sobre todo de la clínica en la que vaya a relizarse. Aconsejamos visitar al menos 3 clínicas para comprobar no solo los precios de la inyección intracitoplasmática sino también la calidad, la seguridad, etc.

Hay que tener en cuenta que la situación personal de cada pareja influirá también en la elección del proceso. Es posible que la ICSI ocurra con éxito a la primera pero en otras ocasiones no es así y esto puede hacer encarecer el proceso. El precio puede ir creciendo hasta un punto que dependiendo de la pareja puede llegar a ser insoportable.