¿Qué pasa con los óvulos donados?

Debes ser consciente de que pueden suceder muchas cosas con los óvulos donados después de que se retiren de tus ovarios:

  • Que no se puedan formar embriones. Esto puede deberse a un problema de espermatozoides, la condición de los óvulos, o un problema en el laboratorio. Ovocitos inmaduros o no fecundados pueden ser desechados como residuos médicos o utilizados en la investigación.
  • El embarazo puede no ocurrir o puede terminar en un aborto involuntario. Más de la mitad de los ciclos de donación de óvulos no dan lugar a embarazos exitosos, incluso cuando los embriones se forman y se transfieren.
  • La receptora puede quedar embarazada con más de un feto. Ella y su médico decidirán el número de embriones a transferir a la vez. Los embarazos en los que participen dos o más fetos son de mayor riesgo y más susceptibles a complicaciones, incluyendo el aborto involuntario, parto prematuro y muerte infantil. Si la destinataria se queda embarazada con un número extremadamente peligroso de fetos, se puede optar por someterse a la reducción de embarazo multifetal. En este procedimiento, una sustancia química letal se inyecta en uno o más fetos para reducir el número que se seguirán desarrollando y así disminuir el riesgo de que todo el embarazo se pierda o se termine prematuramente.
  • ¿Qué pasa con los óvulos donados?
  • Pueden desarrollarse más embriones en el laboratorio y sólo un número seguro serán transferidos al útero de la mujer. Los embriones restantes pueden ser congelados y guardados para su uso posterior.
  • No puedes estar segura de que un hijo genético tuyo puede nacer. Esto podría ocurrir a los nueve meses o incluso años después de su donación.
  • Los óvulos pueden ir a más de un destinatario. Una o más mujeres pueden concebir, con los ovocitos, ya sea ahora o en años posteriores. También puede ser que los embarazos no ocurran.
  • Si la destinataria original no pudiera utilizar los embriones congelados, el programa puede pedir a la destinataria donar los embriones a otra pareja; donar los embriones a la investigación, dejar los embriones congelados indefinidamente, o permitir que los embriones destinados sean destruidos.