Reproducción asistida

La tecnología de reproducción asistida, está disponible para las parejas que sufren de infertilidad, y se refiere a diferentes tipos de procedimientos. La infertilidad se define como la incapacidad para concebir un bebé y/o de llevar un embarazo a término. El trastorno de la ovulación es la causa más frecuente de infertilidad femenina, y el bajo recuento de esperma y la movilidad lenta de los espermatozoides es la razón más común de la infertilidad masculina. La reproducción asistida es responsable del nacimiento de más de 30.000 bebés cada año, alrededor del 1% de los nacidos vivos.

Tipos de reproducción asistida

La fecundación in vitro, o FIV, es el tipo más común y más antiguao de la terapia de reproducción asistida. El primer bebé nacido con esta técnica nació en Inglaterra en 1983. A los bebés concebido de esta manera se les llama bebés de probeta.

Reproducción asistida

Con este procedimiento, se le dan medicamentos para la fertilidad a la mujer con la intención de aumentar su número de óvulos. Los óvulos se cogen de los ovarios y se fertilizan en el laboratorio con el esperma del hombre (la pareja o un donante). Los óvulos fertilizados se transfieren al útero de la mujer con la esperanza de que al menos uno sobreviva. La tasa de éxito es del 25% al ​​35% por ciclo.

Criopreservación de embriones

Cuando varios óvulos son fecundados en el laboratorio durante la fertilización in vitro, la pareja puede optar por dejar algunos congelados para su implantación futura. Si el intento de fecundación in vitro que falla la primera vez, la pareja puede volver a intentarlo sin utilizar medicamentos ni pasar de nuevo por la extracción de los óvulos. Los embriones se descongelaran entonces, y se colocarán en el útero de la mujer. La crioconservación se utiliza también para tener más hijos después de un procedimiento de fecundación in vitro exitoso. Esta opción puede reducir significativamente el coste de los tratamientos futuros.

Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides o ICSI, es la inyección de un espermatozoide directamente en el óvulo de una mujer. El procedimiento sigue el protocolo de fertilización in vitro, con la excepción de la donación de esperma. ICSI tiene una tasa de éxito de alrededor del 20% por ciclo y se utiliza a menudo cuando la infertilidad es causada por el recuento bajo de espermatozoides o la falta de movilidad de los espermatozoides. En estos casos, los espermatozoides son recogidos por aspiración con aguja o microcirugía.

Transferencia Intratubárica de Gametos

Es una alternativa a la FIV (fecundación in vitro) y consite en la transferencia intratubárica de gametos o GIFT. Este procedimiento también se sigue el protocolo de FIV en las primeras etapas, sin embargo, una vez que el óvulo y el esperma se mezclan, se transfieren a las trompas de falopio de la mujer para la fertilización dentro del cuerpo. GIFT tiene una tasa de éxito similar a la de la FIV. Alrededor de un 24% de las parejas tienen éxito.

Transferencia Intratubárica de cigoto

Transferencia intratubárica de cigoto, o ZIFT, es una combinación de la FIV y GIFT. El esperma y los óvulos se combinan en el laboratorio. Una vez que la fertilización se lleva a cabo, se colocan en las trompas de falopio de la mujer, donde se espera que viajen hacia el útero. ZIFT tiene la mayor tasa de éxito de todos los procedimientos de reproducción asistida. Tiene una tasa de nacidos vivos de alrededor de un 29% por ciclo.

Reproducción asistida

Reproducción asistida precio

Una de las mayores preguntas que se hacen nuestras usuarias es ¿cuánto cuesta todo el proceso de reproducción asistida?. Aunque pueda parecer un proceso costoso a continuación te indicamos unos precios apróximados dependiendo del tipo de reproducción que escojas y de la clínica donde lo realices

Como puedes ver mientras que la inseminación artificial es más barata, la microinyección intracitoplasmática es bastante más cara, todo depende del éxito a la hora de realizar dicho tratamiento puede costarte más caro o más económico.